Tiempo Total
3 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Un pastel denso, oscuro y delicioso. Simplemente espolvoréalo con azúcar glass y agrega un poco de crema batida encima. Una receta francesa tradicional.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 165 °C (325 °F). Engrasa muy bien un molde desmontable de 24 centímetros. Espolvorea con un poco de azúcar el molde y sacúdelo ligeramente para eliminar el exceso.

2. Reserva 3 cucharadas de azúcar de la 1/2 taza y coloca el resto en una olla pesada junto con el chocolate y la mantequilla. Calienta a fuego medio hasta que el chocolate y la mantequilla se hayan derretido y el azúcar disuelto. Retira del fuego, incorpora la vainilla y deja enfriar un poco.

3. Bate la mezcla de chocolate al mismo tiempo que incorporas una por una las yemas de huevo. Agrega la harina y mezcla bien.

4. Bate las claras de huevo en un tazón perfectamente limpio hasta que se vean espumosas. Añade el cremor tártaro y sal y bate a punto de turrón. Agrega las 3 cucharadas de azúcar reservadas y sigue batiendo hasta tener una mezcla firme y brillante. Agrega 1/3 de esta mezcla de claras al tazón con el chocolate incorporándolas con la batidora eléctrica. Envuelve de las claras con una espátula o pala de madera. Vierte cuidadosamente la mezcla en el molde y golpea suavemente el fondo del molde para deshacer las burbujas.

5. Hornea hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel salga limpio, entre 45 y 60 minutos aproximadamente. Si notas que el pastel está subiendo más de un lado que del otro, rótalo después de 30 o 35 minutos. Si el pastel se cuartea, coloca sobre éste un trozo de papel aluminio.

6. Retira el pastel del horno y cólolalo sobre una rejilla de alambre, retira la orilla del molde y permite que el pastel se enfríe completamente antes de moverlo de la base del molde (este pastel es muy frágil).

Tal Vez Te Guste