Tiempo Total
1 H 45 Min
Tiempo Activo
1 H 15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

Este pastel ruso de merengue (Pavlova) va relleno de crema batida y tu fruta favorita y decorado con pétalos de rosa azucarados. Hermoso y delicioso... lo mejor de todo es que es más fácil de hacer de lo que te imaginas.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 120 grados centígrados. Forra una charola para hornear con papel para hornear y dibuja un círculo de 18 centímetros de diámetro (consejo: utiliza un plato).

2. Bate las claras de huevo con una batidora eléctrica a velocidad media hasta que formen picos suaves (a punto de nieve). Sube la velocidad a alta y sigue batiendo mientras agregas a cucharadas 200 gramos de azúcar. Sigue batiendo hasta tener un mezcla firme (a punto de turrón) y homogénea. Asegúrate de que el azúcar se haya disuelto por completo y si se siente arenosa, sigue batiendo hasta que esté suave. Incorpora la vainilla. Retira la batidora, mezcla el vinagre con la fécula de maíz y envuélvela suavemente en las claras con la ayuda de una espátula.

3. Coloca el merengue en el centro del círculo que dibujaste en el papel para hornar y extiéndelo hacia las orillas con el lado abombado de una cuchara asegurándote de que las orillas queden más altas que el centro. Esto te permitirá decorar tu pastel más fácilmente.

4. Hornea durante 75 minutos. Apaga el horno, abre la puerta ligeramente y deja que el merengue se enfríe completamente dentro del horno.

5. Enfría en el refrigerador un tazón de vidrio o acero inoxidable para un mejor resultado. Coloca la crema dentro del tazón frío y bate hasta formar picos suaves. Agrega el azúcar y bate solo durante unos segundos más. Pasa la crema al pastel de merengue y extiéndela hacia las orillas.

Para la crema batida:

7. Puedes utilizar cualquier combinación de frutas frescas sobre tu pastel de merengue. Para una presentación muy especial, utiliza moras frescas y pétalos de rosa azucarados. Utiliza pétalos de rosas orgánicas. Barniza cada pétalo con clara de huevo batida y pásalo por azúcar refinada. Coloca los pétalos azucarados sobre papel encerado para que se sequen. Coloca las moras frescas en el centro del pastel de mergue, sobre la crema batida, luego acomoda los pétalos de rosa azucarados en las orillas. Espolvorea con azúcar glass y sirve inmediatemente.

Para decorar:

Tal Vez Te Guste