Tiempo Total
8 H 50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
25

Los duraznos se pelan, se cuecen en una miel de azúcar y finalmente se secan bajo el sol durante varias horas.

Cómo hacerlo

1. Haz un corte en forma de cruz en la parte superior de los duraznos. Hierve abundante agua en una olla a fuego alto, luego agrega los duraznos. Deja que hiervan un par de minutos hasta que su piel empiece a desprenderse. Escurre y pela. Pica los duraznos varias veces con un tenedor.

2. Coloca el azúcar y 1 taza de agua dentro de una cazuela amplia. Agrega los duraznos pelados y cocina a fuego moderado hasta que el azúcar se haya convertido en una miel oscura. Escurre y coloca sobre una charola.

3. Coloca los duraznos bajo el sol, volteándolos frecuentemente, hasta que se hayan secado por completo. Envuélvelos en celofán y almacénalos en un lugar fresco y seco.

Tal Vez Te Guste