Tiempo Total
3 H 10 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
16

Pulpa de calabaza de castilla y leche con un toque de canela. Una gelatina fácil con delicioso sabor a otoño.

Cómo hacerlo

1. Hidrata la grenetina en 1/2 taza de agua durante por lo menos 5 minutos.

2. Licúa el resto del agua con la leche, azúcar y calabaza. Vierte dentro de un recipiente. Disuelve la grenetina hidratada a baño María e incorpórala al licuado de calabaza poco a poco, revolviendo muy bien para evitar grumos. Añade la canela y mezcla de nuevo.

3. Viete dentro de un molde y refrigera hasta que se haya cuajado, entre 3 y 4 horas.

Tal Vez Te Guste