Tiempo Total
8 H 45 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
14

Gelatina de leche sabor vainilla con un toque de cáscara de naranja, bañada en una salsa de ciruela pasa con jugo de naranja.

Cómo hacerlo

1. Reserva 1 taza de leche y coloca el resto en una olla junto con la cáscara de naranja, 1 taza de azúcar y la vainilla. Cocina a fuego medio y deja que hierva suavemente durante 5 minutos, cuidando que no se tire. Retira del fuego y desecha la cáscara de naranja.

2. Bate las yemas de huevo con la leche reservada e incorpóralas a la leche caliente. Mezcla bien. Regresa la leche al fuego moderado y cocina, sin dejar de mover, hasta que se espese.

3. Hidrata la grenetina en 1 taza de agua hasta que se esponje. Disuelve a baño María y agrega a la leche espesa, mezclando con una cuchara para evitar grumos. Deja que se enfríe e incorpora la crema.

4. Rocía un molde de rosca con aceite en aerosol y vierte la gelatina dentro del mismo y refrigera durante 8 horas o toda la noche, hasta que se cuaje.

Gelatina

6. Hierve las ciruelas en 2 tazas de agua, hasta que estén suaves. Permite que se enfríen lo suficiente como para manejarlas con las manos y retira los huesos. Regresa las ciruelas deshuesadas a la olla con el agua hirviendo, agrega 1 taza de azúcar y el jugo de naranja. Hierve a fuego moderado, moviendo de vez en cuando, hasta que se forme una salsa espesa. Deja enfriar.

7. Sirve la gelatina bañada en la salsa de ciruela.

Salsa

Tal Vez Te Guste