Tiempo Total
2 H 10 Min
Tiempo Activo
2 H
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Una receta viejísima originaria de Colombia. La carne de conejo es muy baja en grasa y un poco seca, por lo que se lleva muy bien con la crema de coco. Es mejor cocinar el conejo a fuego lento hasta que la carne se desprenda del hueso. Sirve con arroz.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio-alto. Fríe el conejo hasta que se haya dorado por fuera. Pasa la carne a una olla o cacerola grande.

2. Agrega la cebolla, ajo, pimiento verde y rojo y chile al sartén en que freíste el conejo. Cocina, revolviendo constantemente, hasta que la cebolla se haya acitronado. Agrega a la cacerola con el conejo.

3. Agrega el jitomate, caldo de pollo, sal y la pimienta a la cacerola y prende el fuego a medio. Una vez que hierva, baja la temperatura y cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 2 horas. Saca los trozos de conejo con una espumadera y manténlo caliente. Sube la temperatura a fuego alto y deja que hierva el líquido hasta que se haya reducido a la mitad.

4. Regresa el conejo al sartén y agrega la crema de coco. Cocina, revolviendo pausadamente, hasta que la carne se haya calentado bien. Sirve.

Tal Vez Te Guste