Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Con la textura de la seda y un sabor a gloria, este pastel de mousse de chocolate se derrite en tu boca una y otra vez.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 350 °C. Barniza un molde desmontable pequeño con mantequilla derretida. Forra las orillas del molde con papel encerado y barniza con mantequilla el papel encerado. Forra el exterior del molde (fondo y paredes) con papel aluminio.

2. Derrite en un tazón a baño María, moviendo constantemente. Deja enfriar a temperatura ambiente.

3. Coloca los huevos, ron, azúcar y sal en un tazón grande. Bate a velocidad baja hasta integrar. Luego sube la velocidad a alta y sigue batiendo hasta tripliquen su volumen y alcancen el punto de listón (cuando al levantar batidora se caigan de las aspas en forma de listón). Vierte una tercera parte del batido de huevo dentro del tazón con el chocolate derretido, batiendo hasta integrar.

4. Apaga la batidora y agrega el resto del batido de huevo, envolviendo suavemente con una espátula.

5. Aparte, bate la crema para batir hasta que forme picos suaves. Envuelve suavemente en el resto de los ingredientes hasta tener un color uniforme. Vierte dentro del molde preparado.

6. Coloca 2 o 3 centímetros de agua caliente dentro de un molde para hornear extra grande o una fuente de horno. Coloca el molde del pastel dentro del molde con el agua y hornea a baño María entre 30 y 35 minutos.

7. Retira del horno y deja enfriar dentro del molde sobre una rejilla de alambre. Refrigera durante 3 horas antes de desmoldar.

Tal Vez Te Guste