Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Rosca de pastel de nuez cubierta con cajeta y mitades de de nuez. Tan delicioso que se derrite en tu boca.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa y enharina un molde de rosca. Mezcla la leche con el jugo de limón para que se corte y la vainilla. Reserva.

2. Cierne la harina con el polvo para hornear y el bicarbonato.

3. En un tazón grande, bate la mantequilla con batidora eléctrica, hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega poco a poco el azúcar. Sigue batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto, luego incorpora una por una las yemas de huevo.

4. Reduce la velocidad de la batidora a baja. Añade mitad de los polvos cernidos, luego mitad de la leche reservada; bate hasta integrar. Incorpora el resto de la harina, luego el resto de la leche. Sube la velocidad de la batidora y bate hasta tener una masa uniforme y sin grumos.

5. Lava y seca las aspas de la batidora. Coloca las claras de huevo en un tazón limpio, y bate con la batidora hasta que se esponjen y formen picos firmes (punto de turrón). Envuelve en la masa junto con las nueces.

6. Vierte la masa dentro del molde preparado y hornea que el pastel pase la prueba del palillo y la superficie se vea ligeramente dorada, entre 45 minutos y 55 minutos. Saca del horno y deja enfriar dentro del molde durante 10 minutos. Luego desmolda y coloca sobre una rejilla enfriadora para que se enfríe completamente.

7. Cubre el pastel ya frío con cajeta y adorna con mitades de nuez.

Tal Vez Te Guste