Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

Prueba esta receta básica de pastel de café cubierto con un betún de mantequilla con café y leche condensada.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa y enharina un molde de rosca grande.

2. Cierne la harina con el polvo para hornear y la sal. Disuelve 4 1/2 cucharaditas de café en 1 taza de leche.

3. Bate la mantequilla con el azúcar en un tazón grande, hasta acremar. Sin dejar de batir, agrega una por una las yemas de huevo, batiendo bien después de cada adición. Incorpora los polvos cernidos, alternando con el café con leche, y bate hasta sólo hasta que los polvos se hayan humedecido.

4. Aparte, bate las claras de huevo a punto de nieve (hasta que formen picos suaves). Envuelve en la masa.

5. Vierte la masa dentro del molde engrasado y hornea hasta que pase la prueba del palillo, entre 35 y 40 minutos aproximadamente. Deja el pastel en el molde durante 10 minutos, luego desmolda y coloca sobre una rejilla enfriadora para que se enfríe completamente.

6. Mientras, prepara el betún. Bate la mantequilla hasta acremar. Añade el azúcar glass y sigue batiendo hasta integrar perfectamente. Incorpora la leche condensada, luego el café y la vainilla. Bate hasta alcanzar la consistencia adecuada. (Si el betún queda muy espeso, agrega un poco más de leche condensada, de lo contrario agrega más azúcar glass. Embetuna el pastel ya frío.)

Tal Vez Te Guste