Tiempo Total
5 H 45 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
35 Min
Porciones
12

El pastel italiano por excelencia. Soletas empapadas en café y ron, cubiertas con una mezcla de queso mascarpone y otra de crema batida con un toque de vainilla.

Cómo hacerlo

1. Mezca las yemas de huevo y el azúcar en una cacerola mediana hasta integrar bien. Incorpora la leche y cocina a fuego medio, moviendo de vez en cuando, hasta que la mezcla hierva. Reduce el fuego y deja que hierva suavemente durante 1 minuto, retira de la estufa y permite que se enfríe un poco. Tapa muy bien y refrigera durante 1 hora.

2. Con una batidora eléctrica, bate la crema y la vainilla en un tazón mediano hasta que alcance la consistencia de la crema chantilly.

3. Incorpora el queso mascarpone a la mezcla de yemas ya fría.

4. Aparte, mezcla el café y el ron en un recipiente pequeño. Corta las galletas a la mitad y rocíalas con con la mezcla de café.

5. Acomoda mitad de las galletas empapadas en el fondo de un refractario de 18 x 28 centímetros. Distribuye mitad de la mezcla de mascarpone sobre las galletas y extiende encima mitad de la mezcla de crema batida. Repite el procedimiento y por último espolvorea con cocoa. Cubre con plástico aderente y refrigera de 4 a 6 horas, hasta que esté firme.

Tal Vez Te Guste