Tiempo Total
2 H 37 Min
Tiempo Activo
7 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Un pastel de Navidad relleno de mermelada y cubierto con betún de chocolate. Un postre tradicional (casi obligatorio) en Francia durante la Navidad. También lo puedes rellenar de Nutella® en lugar de mermelada.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 250° centígrados. Forra una charola con papel para hornear.

2. Bate las yemas junto con el azúcar en un tazón grande hasta lograr una consistencia ligera y cremosa. Agrega la mantequilla derretida y mitad de la harina.

3. Aparte, bate las claras de huevo a punto de turrón junto con 1 pizca de sal. Envuelve con cuidado mitad de las claras en la mezcla de yemas. Envuelve el resto de la harina y luevo el resto de las claras.

4. Vierte la pasta sobre la charola forrada y emparéjala con una espátula formando una capa de 1 centímetro de grueso. Hornea en el horno precalentado durante 7 minutos o hasta que se sienta firme al tacto.

5. Retira el pastel del horno y voltéalo inmediatamente sobre una toalla de cocina húmeda. Unta la mermelada lo más pronto posible, luego enrolla el pastel con la ayuda de la toalla, como si fuera un niño envuelto. Deja enfriar.

6. Corta una pequeña rebanada (alrededor de 2 centímetros de grueso) de un extremo del pastel. Acomoda a un lado del tronco para simular una rama. Reserva.

Tronco:

8. Derrite el chocolate junto con la mantequilla en una cacerola chicha a fuego moderado. Deja enfríar. Unta este betún sobre el pastel y marca surcos en el troco con un tenedor; acomoda los adornos encima. Sirve frío.

Betún:

Tal Vez Te Guste