Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
1 H 30 Min
Porciones
20

Un pastel de broma, ideal para tu fiesta de Halloween. Vas a necesitar una caja para arena del gato nueva, su bolsa y pala adecuada como "accesorios" a fin de sacarle un buen susto a tus amigos.

Cómo hacerlo

1. Prepara los pasteles de chocolate y vainilla de acuerdo a las instrucciones del paquete.

2. Prepara el pudín de acuerdo a las instrucciones del paquete; enfría hasta antes de usar.

3. Muele los sándwiches de galleta en en el procesador de alimentos o licuadora (necesitarás hacerlo en tandas). Separa 1/4 de taza de galletas molidas y mezcla muy bien con el colorante artificial.

4. Cuando los pasteles se hayan enfriado a temperatura ambiente, desmorónalos dentro de un tazón grande. Incorpora con mitad de las galletas desmoronadas y el un poco de pudín frío. (Es posible que no necesites utilizar todo el pudín ya que el pastel debe quedar ligeramente húmedo, no empapado.)

5. Forra la caja de arena para gato con una bolsa de plástico. Vierte sobre ésta la mezcla de pastel.

6. Desenvuelve los chiclosos de chocolate, colócalos en recipiente para microondas y caliéntalos hasta que se hayan suavizado. Dale una forma puntiaguda a los extremos y tuerce ligeramente el resto del dulce. Entiérralos al azar dentro de la mezcla de pastel y espolvoréalos con la otra mitad de galletas desmoronadas. Distribuye encima un poco de las boronas de galleta verde.

7. Calienta 3 o 4 chiclosos de chocolate en el microondas hasta que estén casi derretidos. Acomoda sobre el pastel y espolvorea con otro poco de la galleta con colorante. Calienta el resto de los chiclosos hasta que estén manejables y da la misma forma de los otros. Distribúyelos todos, excepto uno, sobre la mezcla del pastel. Espolvorea con el resto de la galleta con colorante. Cuelga el chicloso restante en el lado de la caja y espolvoréalo con boronas verdes de galleta. Sirve con la pala adecuada como un asqueroso postre de Halloween.

Tal Vez Te Guste