Tiempo Total
55 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
7

Rebanadas de calabacitas adobadas en una salsa de chile mirasol y cubiertas con queso fresco ligeramente fundido. ¡Saludablemente irresistibles!

Cómo hacerlo

1. Desvena los chiles y quítales las semillas. Remójalos en agua hirviendo hasta que estén suaves, entre 25 y 30 minutos. Licúalos junto con el ajo, la sal y un poquito de agua hasta tener una salsa homogénea espesa.

2. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio-alto. Agrega las calabacitas, procurando no encimarlas y fríelas, moviendo de vez en cuando, hasta dorarlas, aproximadamente 10 minutos.

3. Vierte la salsa sobre las calabacitas doradas, deja que suelte el hervor, reduce el fuego a bajo y cocina durante 3 minutos o hasta que la mayor parte de la salsa se haya consumido.

4. Retira del fuego, cubre las calabacitas con rebanadas de cebolla y acomoda encima los trozos de queso. Tapa y dejac reposar durante unos minutos para que la cebolla se suavice y el queso se funda un poco.

Tal Vez Te Guste