Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Una costra de harinas blanca e integral rellena de requesón con fruta cristalizada y un toque de limón.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 170° centígrados y engrasa ligeramente un molde para tarta.

2. Para preparar la costra, coloca las harinas en un tazón grande, forma un pozo en el centro y agrega la mantequilla; mezcla con las puntas de tus dedos hasta obtener una pasta arenosa. Añade el azúcar, polvo para hornear, vainilla y huevo. Mezcla todos los ingredientes formando una pasta grumosa.

3. Para preparar el relleno, revuelca la fruta cristalizada en 1 cucharada de harina y colócala en un tazón. Agrega el requesón, azúcar, ralladura de limón y la harina restante. Mezcla bien y agrega los huevos, uno por uno, batiendo con una espátula después de cada adición.

4. Coloca en el fondo de un molde para tarta mitad de la costra, separada en trozos pequeños (como migajas) y vierte encima el relleno de requesón. Cubre con el resto de las “migajas” de costra y espolvorea con la nuez picada, azúcar y canela.

5. Hornea hasta que la superficie de la tarta se haya dorado, entre 25 y 30 minutos, aproximadamente.

Tal Vez Te Guste