Tiempo Total
30 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Una reducción de caldo de res con vino blanco, chile serrano, perejil y un toque de limón. La compañera perfecta de un buen corte de carne.

Cómo hacerlo

1. Coloca el caldo de res y el vino blanco en una cacerola chica a fuego medio y cuando empiece a hervir, reduce a fuego medio de forma que hierva suavemente. Cocina hasta que se haya reducido a la mitad.

2. Mientras, asa los chiles serranos en un sartén caliente hasta que se hayan quemado uniformemente. Pélalos, quítales las semillas y pícalos finamente.

3. Cuando la salsa se haya reducido, apaga y agrega los chiles, perejil, ajo, tomillo y laurel. Sazona con sal y deja enfriar. Una vez fría, justo antes de servir, agrega a la salsa el aceite de oliva y el jugo de limón.

Tal Vez Te Guste