Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
35 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
6

Capas de arroz verde, blanco y rojo con chorizo, chícharos y zanahoria, y cubierto con una capa de huevo. Una sopa seca de arroz bien mexicana.

Cómo hacerlo

1. Coloca 4 tazas de agua en una olla a fuego alto y, cuando empiece a hervir, agrega el arroz y el jugo de limón. Reduce el fuego a bajo, tapa y cocina hasta que el arroz esté cocido y haya absorbido todo el líquido, alrededor de 20 minutos.

2. Mientras, fríe el chorizo en su propia grasa hasta que se haya dorado; retira el exceso de grasa y reserva. Asa el chile poblano y el jitomate hasta que la piel de ambos se haya quemado uniformemente. Mete el chile en una bolsa de plástico para que sude unos minutos y puedas pelarlo con mayor facilidad.

3. Pela el jitomate y licúalo junto con la cebolla y un poco de sal. Calienta 1 cucharadita de aceite en un sartén pequeño a fuego medio-bajo y sofríe la salsa de jitomate hasta que cambie de color. Reserva.

4. Cuando el chile se haya enfriado, pélalo, desvénalo y licúalo con ¼ de taza de agua y un poco de sal. Sofríe esta salsa en 1 cucharadita de aceite caliente y reserva.

5. Precalienta el horno a 170º centígrados.

6. Vierte la crema sobre el arroz cocido y revuelve cuidadosamente con un tenedor. Divide el arroz en tres partes y mezcla una parte con la salsa de chile poblano y otra parte con la salsa de jitomate.

7. Coloca el arroz verde en el fondo de un refractario rectangular, distribuye encima los chícharos con zanahoria y rajas de chile jalapeno. Cubre esta capa con el arroz blanco y distribuye encima el chorizo dorado. Agrega una última capa de arroz rojo.

8. Bate las claras de huevo a punto de turrón, incorpora las yemas sin dejar de batir y sazona con sal y pimienta. Vierte sobre el arroz rojo. Hornea sólo hasta que la superficie de huevo se haya dorado.

Tal Vez Te Guste