Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
12

Una receta tradicional y sencilla. Las rebanadas de pan frito se bañan de una leche dulce con un toque de canela y clavos de olor. Las pasitas, nueces y queso complementan este delicioso postre de cuaresma.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 160º centígrados y engrasa un refractario o molde para hornear.

2. Coloca la leche natural, leche condensada canela y clavos en una olla a fuego suave y cocina, moviendo constantemente, hasta que hierva unos minutos. Cuela.

3. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio y fríe el pan hasta que se haya dorado ligeramente.

4. Coloca las tortillas en el fondo del refractario engrasado y pon encima una capa de pan frito, baña con la leche y espolvorea pasitas y nueces. Repite el procedimiento hasta terminar con la leche. Espolvorea la superficie con el pan molido y el queso Cotija.

5. Hornea hasta que el queso se vea dorado, aproximadamente 15 minutos.

Tal Vez Te Guste