Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
16

Nadie conoce exactamente el origen de esta receta, pero se ha convertido en una clásica. El pastel se hornea sobre una base rebanadas de piña y cerezas.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180° centígrados. Engrasa con mantequilla un molde para hornear y espolvorea con el azúcar mascabado.

2. Bate la mantequilla en un tazón grande hasta que acreme, luego agrega el azúcar blanca, huevos (uno por uno) y leche condensada.

3. Cierne la harina con el polvo para hornear y, sin dejar de batir, incorpórala a la mezcla de mantequilla, alternando con el almíbar de piña.

4. Coloca las rebanadas de piña en el fondo del molde y coloca las cerezas en los huecos de las mismas. Vierte encima la masa del pastel.

5. Hornea hasta que quede bien cocido, entre 45 y 60 minutos.

6. Desmolda inmediatamente sobre un platón.

Tal Vez Te Guste