Tiempo Total
1 H 30 Min
Tiempo Activo
1 H
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Esta receta lleva 4 tipos de chile, 4 tipos de frutos secos, chocolate de mesa y 9 diferentes especias que junto con los jitomates y tomates hacen un mole negro exquisito.

Cómo hacerlo

1. Desvena todos los chiles y reserva las semillas. Fríe todos los chiles por separado en un sartén con manteca caliente, hasta que se hayan dorado ligeramente. Retira y reserva dentro de un recipiente.

2. En la misma grasa, fríe semillas de los chiles, cacahuates, semillas de calabaza, almendras y nueces. Retira y coloca dentro del recipiente con los chiles.

3. Tuesta las tortillas hasta que se quemen, remójalas y pásalas al recipiente con los ingredientes fritos. Añade el chocolate, pan dulce y especias. Muele todos estos ingredientes en un procesador de alimentos o molino hasta obtener una pasta seca.

4. Disuelve esta pasta en una cazuela con un poco de caldo de pollo y cocina a fuego suave moviendo constantemente.

5. Mientras, asa los jitomates, ajos, tomates verdes y cebollas. Pela los dos primeros y licúa junto con los tomates y la cebolla. Fríe esta salsa en un poco de manteca caliente y viértela a la cazuela con la pasta de mole. Tuesta las hojas de aguacate, despedázalas y agrégalas al mole. Sazona con sal al gusto y cocina, moviendo constantemente, hasta que el mole tenga la consistencia adecuada, aproximadamente 1 hora.

6. Agrega las piezas de pollo cocidas y deja que todo hierva junto durante unos minutos.

Tal Vez Te Guste