Tiempo Total
15 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
5 Min
Porciones
2

El azúcar se disuelve y se quema ligeramente, luego se mezcla con agua hirviendo para formar un caramelo espeso al que se le da un toque de vainilla y cognac.

Cómo hacerlo

1. Coloca el azúcar dentro de una cacerola a fuego medio y mueve constantemente hasta que se haya disuelto y empiece a tomar un tono dorado.

2. Agrega el agua hirviendo mientras mueves rápidamente para que se incorpore con el azúcar y forme un jarabe no muy espeso. Deja que hierva durante unos minutos y retira del fuego.

3. Agrega la vainilla y el cognac y mueve hasta que se enfríe.

Tal Vez Te Guste