Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

Ramitos de coliflor en una salsa de leche con huevo y cubiertos con queso Manchego. Esta mezcla se hornea hasta que el queso se gratina a la perfección. Ideal como guarnición de un buen filete de res.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180 ºC y engrasa con mantequilla un refractario o molde para hornear.

2. Cuece la coliflor en agua con sal hasta que se haya ablandado un poco, pero aún esté firme. Escurre bien y coloca dentro del refractario.

3. Derrite la mantequilla en una cacerola a fuego medio, agrega la harina y deja que se dore. Sin dejar de mover, vierte poco a poco la leche y 1 taza del agua en que se coció la coliflor. Sazona con sal y pimienta al gusto.

4. Reduce el fuego a bajo y sigue moviendo hasta que la mezcla haya espesado. Toma un poco de esta salsa y bátela con las yemas de huevo antes de agregarlas a la cacerola. Agrega 2 cucharadas de queso y retira del fuego.

5. Bate las claras a punto de turrón e incorpóralas a la mezcla anterior. Vierte esta salsa sobre la coliflor en el refractario, espolvorea el queso encima y hornea hasta que el queso se haya gratinado.

6. Sirve caliente como guarnición de cualquier tipo de carne.

Tal Vez Te Guste