Tiempo Total
29 Min
Tiempo Activo
19 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Trocitos de pechuga de pollo se cuecen en una salsa blanca de vino blanco con champiñones, pasitas y un toque de nuez moscada. Esta receta es muy fácil, pero te hará lucir como un profesional de la cocina.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio y sofríe la mitad de las cebollitas cambray. Espolvorea las pechugas con el consomé granulado y fríelas en la cacerola con la cebolla hasta que se hayan dorado ligeramente.

2. Reduce el fuego a bajo y agrega el vino blanco.

3. Aparte, derrite la mantequilla en una cacerola chica y acitrona el resto de la cebolla. Disuelve la harina en la leche y vierte sobre la cebolla acitronada. Cocina, sin dejar de mover, hasta obtener una salsa espesa. Vierte sobre el pollo.

4. Agrega los champiñones y las pasitas y sazona con nuez moscada, sal y pimienta. Cocina hasta que las pechugas y los champiñones se hayan suavizado.

Tal Vez Te Guste