Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

Esta receta combina champiñones, leche y cebolla en una crema sencilla, pero deliciosa. Los champiñones frescos aportan un sabor más natural, mientras que los champiñones enlatados ahorran tiempo. Escoge los que más te acomoden.

Cómo hacerlo

1. Cuece los champiñones en agua sin sal y licúalos en 2 tazas del agua en que se cocieron. Si utilizas champiñones de lata, escurre y licua en agua limpia.

2. Derrite la mantequilla en una cacerola a fuego medio. Agrega la cebolla y sofríe hasta que se vea transparente. Luego añade la fécula de maíz y cocina, moviendo constantemente, hasta que tome un tono ligeramente dorado.

3. Vierte el licuado champiñones, y sigue moviendo. Añade la leche y el perejil; cocina, moviendo de vez en cuando, hasta que haya hervido suavemente durante 5 minutos.

4. Sazona con sal y pimienta en el último minuto de cocción.

Tal Vez Te Guste