Tiempo Total
20 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

La cebolla se licúa con caldo se pollo y se sirve sobre una rebanada de pan tostado con una rebanada de queso. Esta receta no lleva leche, pero, si lo deseas, puedes servir con un poco de crema.

Cómo hacerlo

1. Calienta el aceite en una cacerola a fuego medio y acitrona la cebolla. Agrega la fécula de maíz y ½ litro de caldo de pollo; deja que hierva un par de minutos, moviendo para que no forme grumos. Retira del fuego y deja que se enfríe un poco. Licúa bien.

2. Derrite la mantequilla en una cacerola limpia, agrega la mezcla de cebolla y el caldo restante. Deja que hierva a fuego suave durante 10 minutos.

3. Para servir, coloca en el fondo de cada plato una rebanada de pan y una de queso, vierte encima la crema de cebolla bien caliente.

4. Si lo deseas, agrega un poco de crema.

Tal Vez Te Guste