Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
35 Min
Porciones
4

Una receta tradicional y fácil. La mayor parte del trabajo es limpiar los mejillones. El proceso de cocción es rápido. Un buen pedazo de pan del día es esencial para sopear esta cremosa salsa envinada.

Cómo hacerlo

1. Lava bien los mejillones arrancando las barbas y adherencias en su concha. Desecha los mejillones con conchas rotas. Reserva.

2. Mezcla la cebolla, la mitad del perejil, hoja de laurel, tomillo, vino y 2 terceras partes de la mantequilla en una olla grande. Deja que hierva. Cocina durante 2 minutos. Agrega los mejillones y tapa la olla. Cocina hasta que las conchas se se hayan abierto, de 3 a 4 minutos. Cuida que no se cocinen de más. Saca los mejillones de la salsa y coloca en platos hondos.

3. Cuela el líquido y el regrésalo a la olla. Agrega el resto de la mantequilla y el perejil. Calienta hasta que la mantequilla se haya derretido. Vierte sobre los mejillones.

Tal Vez Te Guste