Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
8

Un bocado dulce que se prepara rápido y con facilidad, tanto que contrasta con el placer que proporciona una pequeña ración de este preparado con el clásico ate de membrillo.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 170º centígrados. Engrasa y enharina una charola para hornear.

2. Enharina una superficie plana y extiende la pasta de hojaldre con un rodillo hasta que quede de 1 centímetro de grueso.

3. Corta la pasta con un cuchillo en cuadros de 10 centímetros de lado, coloca ate de membrillo sobre cada uno y espolvorea encima canela.

4. Moja las orillas con agua y cierra los cuadritos de pasta en diagonal para que queden como triángulos. Séllalos de las orillas humedecidas y presiona con las yemas de tus dedos para que no salga el relleno al hornear.

5. Bate la yema con la leche, acomoda los triángulos en la charola y barnízalos con la mezcla anterior. Pica la superficie de cada uno con un tenedor para que escape el vapor.

6. Hornea hasta que se hayan dorado, aproximadamente 25 minutos.

Tal Vez Te Guste