Tiempo Total
3 H 15 Min
Tiempo Activo
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
10

El gusto acidito del requesón y el sabor delicado del amaranto se dan la mano en esta receta, en la cual las fresas tienen como misión dar un giro y satisfacer todos los gustos a la hora de tomar un postre diferente y refrescante.

Cómo hacerlo

1. En 1 taza de agua hidrata la grenetina hasta que esponje y luego caliéntala a baño María o en microondas para que se disuelva.

2. Licúa el requesón, crema y grenetina disuelta. Vacía en flaneras o moldes individuales y refrigera hasta que cuajen.

3. Mientras, en una olla a fuego medio cuece las fresas con 2 tazas de agua restante y el azúcar hasta que se forme una miel ligera.

4. Para servir, desmolda, baña con miel de fresa y espolvorea el amaranto.

Tal Vez Te Guste