Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

Hay quien huye de la cebolla porque cree que es demasiado fuerte, pero eso es cuando está cruda y sin desflemar. En realidad este vegetal es delicado y su sabor puede ser suave y dulzón. En esta sopa deja escapar todo su potencial y engalana cualquier mesa.

Cómo hacerlo

1. Derrite la mantequilla en una olla, acitrona la cebolla, tapa y deja cocer a fuego bajo, moviendo de vez en cuando para que no se pegue.

2. Después espolvorea la harina, mezcla y agrega el caldo. Deja que hierva.

3. Agrega la leche evaporada, permite que se caliente, apaga y deja enfriar.

4. Licúa todo y regrésalo al fuego a que dé un último hervor a fuego lento.

5. Sirve esta crema bien caliente, con morrón verde, pan dorado y cubitos de panela.

Tal Vez Te Guste