Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
8

El arroz siempre es un compañero ideal en la mesa, sobre todo cuando va al lado de ingredientes como la delicada flor de calabaza, que aporta sabor y color a cualquier plato. Este es sencillo, pero satisface a los gustos más exigentes.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno 180º centígrados. Engrasa con aceite o mantequilla un refractario rectangular mediano.

2. En una olla mezcla harina, agua y leche evaporada. Cocina a fuego suave, sin dejar de mover, durante 4 minutos o hasta que espese. Apaga y deja enfriar.

3. En un sartén derrite la mantequilla, acitrona la cebolla y luego añade la flor de calabaza; fríe 2 minutos hasta que se marchite y vierte dentro de la olla con la leche evaporada. Sazona con sal y pimienta.

4. Bate las claras a punto de turrón, integra las yemas y el queso. Incorpora a la olla con la mezcla de flor de calabaza.

5. Vierte dentro del refractario y hornea durante 25 minutos o hasta que el budín dore ligeramente.

6. Sirve cada ración con crema o salsa a tu gusto.

Tal Vez Te Guste