Tiempo Total
4 H 25 Min
Tiempo Activo
4 H
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
25

El pozole es uno de los platos más típicos de México, se come en fiestas y lugares dedicados a prepararlo, pero es una comida que con un poco de empeño puede salir tan bueno de la cocina casera. Hay de varias regiones, este es sinaloense y contiene uno que otro ingrediente especial.

Cómo hacerlo

1. Pozole:
En una olla grande, con capacidad para 20 litros, coloca el maíz, 1 cabeza de ajos y 1 cebolla partida. Cubre con agua y cocina por 2 horas a fuego lento. Agrega agrega la pierna de cerdo, espinazo y huesos.

2. Hierve hasta que la carne esté bien cocida y los granos de maíz reventados.

3. Licúa los chiles pasilla con 1 cabeza de ajos y 1 cebolla partida. Cuela la salsa y agrégala a la olla del pozole con sal al gusto y el consomé granulado. Cuece hasta que tome sabor y sírvelo bien caliente.

4. Salsa picante:
Remoja los chiles en agua caliente hasta que suavicen, quítales el rabo y licúalos con 1 diente de ajo, sal y vinagre. Si los quieres menos picantes, desvénalos.

5. Sirve el pozole caliente con lechuga picada, rábanos, gotas de limón, cebolla y salsa picante. Acompaña con tostadas.

Tal Vez Te Guste