Tiempo Total
45 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
20

El polvorón proporciona un bocado placentero a cualquier hora, es una tradición en la panadería, pero pocas veces sale del horno casero. Este de garbanzo puede ser un postre ligero o comerse con un vaso de leche antes de ir a la cama.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180º centígrados. Engrasa y enharina charolas de horno.

2. En un comal o sartén caliente dora ligeramente el garbanzo; todavía caliente muélelo en molino o procesador hasta obtener una harina.

3. En un tazón bate la mantequilla hasta que esponje, añade el azúcar y continúa batiendo, agrega los huevos uno a uno y sigue batiendo hasta que quede como crema.

4. En otro tazón cierne la harina de garbanzo, la harina de maíz y la harina de trigo junto con el polvo de hornear. Incorpora a la mezcla de mantequilla y une con una pala.

5. Con la masa forma bolitas chicas y colócalas, separadas unas de otras, en las charolas. Hornea hasta que se hayan dorado ligeramente, aproximadamente 15 minutos.

6. Mezcla el azúcar glass con la canela y espolvorea con esto los polvorones.

Tal Vez Te Guste