Tiempo Total
1 H 5 Min
Tiempo Activo
35 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
10

La repostería aprovecha muchos productos naturales, uno de los que se habla poco es el garbanzo, que es empleado en este postre casero, que bien puede comerse también como tente en pie o colación de media tarde, e incluso para llevarlo a la oficina para la hora del café.

Cómo hacerlo

1. En una olla cuece los garbanzos con suficiente agua hasta que suavicen, unos 50 minutos. Déjalos entibiar y frótalos para quitarles el pellejo. Muélelos.

2. Precalienta el horno a 180º centígrados.

3. En un tazón amplio bate la mantequilla hasta que acreme, añade los huevos uno a uno y sigue batiendo, integra el azúcar, el polvo para hornear y, al final, el garbanzo molido. Mezcla bien.

4. Unta con mantequilla un molde refractario rectangular, coloca en el fondo las pasas, espolvorea con canela y pan molido, vacía la mezcla de garbanzo.

5. Hornea hasta que se haya cocido, aproximadamente 35 minutos.

6. Desmolda sobre un platón para que luzca el adorno.

Tal Vez Te Guste