Tiempo Total
1 H 15 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
45 Min
Porciones
12

Una receta diferente, que combina sabores fuertes con lo delicado. Ideal para una comida de amigos en fin de semana o una pequeña fiesta familiar.

Cómo hacerlo

1. Chiles: Calienta 1 cucharada de aceite en un sartén a fuego medio-alto. Fríe el chorizo junto con los champiñones y jamón. Rellena los chiles con la mezcla anterior, agrégales 1 rebanada de queso y ciérralos con un palillo.

2. En un tazón, bate las claras a punto de turrón, agrega las yemas batidas con movimientos envolventes y sazona con sal.

3. Pasa cada chile por harina, luego por el huevo y fríelo en un sartén con abundante aceite caliente, hasta que el huevo se haya dorado. Elimina el exceso de grasa con toallas de papel.

4. Salsa: Cuece los jitomates en agua hirviendo hasta que estén suaves, pélalos y licúalos junto con el diente de ajo, comino y mejorana.

5. Derrite la margarina en una cacerola a fuego medio, acitrona la cebolla y luego agrega la salsa de jitomate, sazona con consomé y cilantro. Cocina unos 10 minutos, sazona con sal y, por último, incorpora la crema. Apaga inmediatamente para que no hierva de nuevo.

6. Sirve los chiles bañados con salsa caliente.

Tal Vez Te Guste