Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Hay mitos que siguen a ciertas frutas, de la chirimoya se dice que cuando la comes no debes hacer coraje, y una forma de asegurarte que estarás feliz es tomando este postre, diferente y agradable al paladar.

Cómo hacerlo

1. Licúa la pulpa de la chirimoya con agua y cuela.

2. En un cazo a fuego muy suave, hierve la pulpa de chirimoya con la leche evaporada y azúcar. Mueve constantemente para que no se pegue en el fondo, hasta que espese, alrededor de 15 minutos.

3. Vacía en moldes individuales y adorna con nuez. Deja entibiar el dulce, mételo al refrigerador y sírvelo frío.

Tal Vez Te Guste