Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Las pechugas van rellenas de queso Oaxaca y bañadas en una crema de fresas con mezcal o tequila y jugo de naranja.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 180° centígrados. Engrasa un refractario rectangular con un poco de mantequilla.

2. Rellena las pechugas con el queso y dóblalas a la mitad, como si fueran quesadillas.

3. Sazona la harina con 1 cucharada de consomé granulado y enharina las pechugas.

4. Calienta la mantequilla en un sartén a fuego medio, agrega el ajo y las pechugas rellenas; cocina hasta que se hayan dorado por ambos lados. Pásalas al refractario engrasado, tápalas con papel aluminio y hornéalas hasta que se hayan cocido perfectamente, entre 10 y 15 minutos.

5. Mientras, sofríe las fresas en el mismo sartén hasta que empiecen a desbaratarse, alrededor de 10 minutos; reduce el fuego a bajo y vierte con mucho cuidado el mezcal y luego el jugo de naranja. Sazona con 1 cucharada de consomé de pollo granulado, deja que la mezcla hierva y retira del fuego.

6. Incorpora la crema, permite que la mezcla se enfríe un poco y licua únicamente la mitad hasta lograr una salsa homogénea; mezcla con el resto de las fresas.

7. Sirve las pechugas cocidas y báñalas con esta salsa.

Tal Vez Te Guste