Tiempo Total
1 H 45 Min
Tiempo Activo
45 Min
Tiempo Prep
1 H
Porciones
14

Esta receta lleva 22 ingredientes y es un poco laboriosa, pero el resultado vale la pena. El chile chipotle adobado aporta un toque especial. Si quieres una receta más tradicional, utiliza manteca en lugar de aceite.

Cómo hacerlo

1. Fríe perfectamente las piezas de pollo en una cazuela grande con aceite caliente a fuego medio-alto.

2. Coloca los jitomates en un comal y ásalos a fuego medio, volteando de vez en cuando, hasta que la piel se haya quemado y la carne ablandado. Pela los jitomates y muélelos en la licuadora junto con el chile chipotle. Vierte sobre las piezas de pollo ya fritas, reduce el fuego a bajo y cocina durante unos minutos hasta que la salsa se haya reducido un poco. Agrega 1 litro de caldo de pollo, sazona con sal y sigue cocinando sin que deje de hervir.

3. Fríe los chiles mulato, ancho y pasilla en manteca caliente hasta que se doren ligeramente. Retíralos del sartén.

4. Fríe en el mismo sartén las almendras, cacahuates, pasas, pan, tortilla, pimientas, clavos y canela. Luego licúalos junto con los chiles fritos, agregando el caldo necesario para lograr que todo se muela perfectamente. Vierte dentro de un recipiente grande.

5. Tuesta de ajonjolí y el anís. Reserva un poco de ajonjolí tostado para servir y licúa el resto junto con el anís, cebolla y ajo. Vierte dentro del mismo recipiente con la salsa de chile y cacahuate. Agrega el chocolate de mesa y el caldo restante y revuelve hasta que todo se disuelva perfectamente.

6. Vierte el mole sobre las piezas de pollo y deja que hierva a fuego lento hasta que el pollo se haya cocido perfectamente.

7. Sirve, espolvorea con ajonjolí tostado y acompaña con arroz rojo y frijoles refritos.

Tal Vez Te Guste