Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
25 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
4

Las papitas cocidas se sofríen y terminan de guisarse en una salsa de cilantro con chile serrano y un toque de limón. Procura comprar las papas más chicas.

Cómo hacerlo

1. Cuece las papas una olla con agua hirviendo y sal hasta que se suavicen y puedas picarlas fácilmente con un palillo. Escúrrelas.

2. Calienta el aceite en un sartén a fuego medio-alto y fríe las papitas hasta que empiece a arrugarse su piel.

3. Licua las hojas de cilantro junto con el ajo, chile serrano, jugo de limón, consomé granulado y 3/4 de taza de agua. Vierte esta salsa sobre las papitas fritas y cocina, moviendo de vez en cuando, hasta que la salsa verde se espese y las papitas hayan tomado un buen sabor.

4. Sírvelas como botana o como guarnición, calientes o al tiempo.

Tal Vez Te Guste