Tiempo Total
25 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
2

Mitades de plátano y rebanadas de piña fresca se fríen en mantequilla y se sirven bañados con ron. Este postre tiene un toque de naranja y limón.

Cómo hacerlo

1. Ralla la cáscara de 1 naranja y exprime el jugo de las dos. Mezcla el jugo con la ralladura.

2. Rocía los plátanos con el jugo de limón. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio y agrega los plátanos; fríe por ambos lados hasta que empiecen a dorarse y agrega la mezcla de jugo de naranja y la canela. Cuando los plátanos estén bien fritos acomódalos en un platón.

3. Espolvorea la piña con el azúcar y cocínala en el mismo sartén en que freíste los plátanos hasta que se vea transparente, aproximadamente 3 minutos por lado. Corta cada rebanada en 4 partes y colócalas encima de los plátanos fritos. Baña con el ron y sirve.

Tal Vez Te Guste