Tiempo Total
8 H 30 Min
Tiempo Activo
1 Min
Tiempo Prep
29 Min
Porciones
10

Un fondant de malvavisco bastante fácil (y en ocasiones pegajoso) de preparar. Es delicioso sobre pasteles o galletas. Puedes almacenar lo que te sobre en un recipiente hermético hasta por un par de semanas.

Cómo hacerlo

1. Coloca la mantequilla en un recipiente no muy profundo y deja que alcance la temperatura ambiente mientras trabajas con elr esto de los ingredientes.

2. Coloca los malvaviscos en un tazón de vidrio y hornea dentro del microondas a temperatura alta hasta que empiecen a derretirse, entre 30 segundos y 1 minuto. Incorpora cuidadosamente el agua y la vainilla dentro de los malvaviscos calientes y mueve hasta tener una mezcla suave. Envuelve lentamente el azúcar glass, una taza a la vez, hasta que tengas una masa pegajosa. Reserva 1 taza de azúcar glass para amasar. La masa deberá estar bastante dura.

3. Engrasa tus manos con mantequilla y empieza a amasar la masa pegajosa. Conforme amasas, la masa se hará más flexible y fácil de trabajar. Pasa la masa a una superficie espolvoreada con azúcar glass y sigue amasando hasta que se sienta suave y deje de pegarse en tus manos, entre 5 y 10 minutos.

4. Forma una bola con el fondant y envuélvelo en forma apretada con plástico autoadherente. Refrigera durante toda la noche. Para consumirlo, permite que el fondant alcance la temperatura ambiente y extiéndelo con un rodillo sobre una superficie espolvoreada con azúcar glass.

Tal Vez Te Guste