Tiempo Total
1 H 45 Min
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
4

Rodajas de pepino sofritas terminan de cocinarse en un caldo de pollo con un poco de leche y yemas de huevo, dando como resultado una sopa ligeramente espesa. Deliciosa si se sirve con gotas de jugo de limón y crutones.

Cómo hacerlo

1. Sazona el pepino con sal y deja que repose durante 1 hora, luego escúrrelo bien.

2. Calienta la mantequilla en una cacerola, agrega las rodajas de pepino y sofríe hasta que las veas transparentes. Vierte el caldo de pollo y, cuando suelte el hervor, baja el fuego y cocina durante 15 minutos. Sazona con sal y pimienta.

3. Diluye la fécula de maíz en 1 taza de agua y agrégala a la cacerola. Cocina durante un par de minutos.

4. Bate las yemas de huevo junto con la leche e incorpora a la sopa lentamente, en un chorrito contínuo.

5. Sirve caliente y acompaña con limón y crutones.

Tal Vez Te Guste