Tiempo Total
29 Min
Tiempo Activo
15 Min
Tiempo Prep
14 Min
Porciones
2

La langosta se hierve, luego se baña en una mezcla de caldo de pescado y vino blanco antes de hornearse cubierta de pan molido.

Cómo hacerlo

1. Corta la langosta por la mitad a lo largo y cuécela en una olla con agua hirviendo hasta que tome un color rojo brillante, aproximadamente 10 minutos. Cuida que no se pase de ese punto.

2. Precalienta el horno a 170° centígrados y engrasa un refractario grande con un poco de mantequilla. Coloca las mitades de langosta dentro del refractario, sazónalas con sal y pimienta y báñalas con el caldo y el vino blanco.

3. Derrite ½ barrita de mantequilla en un sartén chico a fuego medio. Agrega el ajo y cocina hasta que se vea transparente, luego agrega el perejil y el pan molido. Cocina, sin dejar de mover, hasta obtener una mezcla homogénea.

4. Cubre las mitades de langosta con esta mezcla y hornea hasta que la mezcla de pan se haya dorado, aproximadamente 15 minutos.

Tal Vez Te Guste