Tiempo Total
2 H 10 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
4

La pasta de estas croquetas se forma con una mezcla de pollo, granos de elote y leche. La receta toma un poco de tiempo, pero en realidad se trata de un platillo bastante sencillo.

Cómo hacerlo

1. Coloca el pollo, cebolla y ajo en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Deja que suelte el hervor a fuego alto, reduce la flama, tapa y cocina a fuego lento hasta que se haya ablandado, entre 20 y 25 minutos. Una vez listo, separa la carne del hueso y la piel y pícala bien.

2. Calienta la mantequilla en una sartén a fuego bajo, agrega 3 cucharadas de harina y cocina, moviendo constantemente, hasta que la harina se haya dorado. Incorpora poco a poco la leche y cocina durante 5 minutos sin dejar de mover y cuidando que no se formen grumos.

3. Añade el elote, la yema de huevo y la carne de pollo picada. Mezcla bien y cocina un par de minutos a fuego medio hasta que todo se haya calentado.

4. Pasa la mezcla a un recipiente limpio, tapa y refrigera durante por lo menos 1 hora. Luego sácala del refrigerador y forma las croquetas del tamaño deseado.

5. Pasa las croquetas por el harina, sumérgelas en el huevo y empanízalas con el pan molido. Fríelas en aceite bien caliente hasta que se hayan dorado uniformemente.

6. Sirve las croquetas con salsa mexicana y acompaña con una ensalada fresca.

Tal Vez Te Guste