Tiempo Total
50 Min
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
10 Min
Porciones
6

Piezas de pollo y ejotes en una salsa de jitomate con chiles serranos. Esta receta es muy fácil de preparar y bastante ligera, siempre y cuando le quites la piel al pollo. Me gusta llamarle "pollo de mi bisabuela" pues se trata de una receta de familia.

Cómo hacerlo

1. Coloca el pollo, ½ cebolla y 1 diente de ajo en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Deja que suelte el hervor a fuego alto, reduce la flama, tapa y cocina a fuego lento hasta que se haya ablandado, entre 25 y 30 minutos.

2. Mientras, cuece los ejotes en una olla con un poco de agua y sal hasta que se hayan ablandado. Una vez listos, escúrrelos y pártelos a lo largo.

3. Corta en rebanadas delgadas 1 ½ cebollas. Calienta el aceite en una sartén a fuego medio, agrega la cebolla rebanada y sofríe hasta que se vea transparente, alrededor de 5 minutos.

4. Asa los jitomates y los chiles en un comal, volteando de vez en cuando, hasta que su piel se haya quemado y la carne ablandado. Pela los jitomates y licúalos junto con los chiles, ajo, comino y sal. Vierte esta salsa sobre la cebolla acitronada, sazona con sal y deja que hierva durante un par de minutos.

5. Incorpora las piezas de pollo, los ejotes y caldo de pollo al gusto. Deja que la mezcla hierva otros minutos antes de servir.

6. Sirve y acompaña con arroz y birote salado o pan blanco.

Tal Vez Te Guste