Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
40 Min
Tiempo Prep
20 Min
Porciones
6

Piezas de pollo sin piel se sumergen en una salsa de chiles poblanos, luego se mezclan con granos de elote, crema y queso manchego fundido.

Cómo hacerlo

1. Coloca el pollo, ½ cebolla y 2 dientes ajo en una olla. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Deja que suelte el hervor a fuego alto, reduce la flama, tapa y cocina a fuego lento hasta que se haya ablandado, entre 25 y 30 minutos. Ya cocido, deshébralo muy bien.

2. Asa los chiles directamente sobre la flama de la estufa hasta que su piel esté oscura por todos lados. Ponlos a sudar dentro de una bolsa de plástico y déjalos ahí hasta que se enfríen. Pélalos y límpialos de venas y semillas; licúalos junto con la leche evaporada, el resto de la cebolla 1 diente de ajo. Cuela.

3. Calienta la mantequilla en una cacerola a fuego medio, agrega la salsa colada y sazona con el consomé en polvo. Deja que hierva y rectifica la sazón. Incorpora el pollo deshebrado y hierve a fuego bajo durante 3 minutos.

4. Por último, ya casi para servir, agrega la crema, el queso rallado y los granos de elote. Incorpora todo muy bien y, en cuanto el queso se funda, retira del fuego y sirve.

Tal Vez Te Guste