Tiempo Total
13 H 55 Min
Tiempo Activo
1 H 30 Min
Tiempo Prep
25 Min
Porciones
6

Trozos de maciza y costillas de puerco se marinan en jugo de naranja agria con cebolla y pimienta, luego se bañan en una salsa de chile seco y se hornean hasta que quedan bien blanditos.

Cómo hacerlo

1. Mezcla la maciza de puerco con las costillas dentro de una cazuela honda. Agrega el jugo de naranja, cebolla, pimientas y hoja de laurel. Marina durante 12 horas dentro del refrigerador, volteando de vez en cuando para que la carne se macere por todos lados.

2. Al día siguiente, tuesta los chiles y muélelos con un poco de agua y el resto de los ingredientes: chiles, orégano, tomillo, ajo, ajonjolí y sal.

3. Vierte esta salsa sobre la carne, tapa con papel aluminio y hornea a temperatura mediana, 175° centígrados, durante por lo menos 1 hora y media, hasta que la carne se haya ablandado perfectamente.

4. Mientras, prepara la salsa. Tuesta los chiles sobre un comal caliente, cuidando que no se quemen porque se amargan. Retira las semillas y el rabo y ponlos a remojar en agua caliente hasta que se suavicen, aproximadamente 15 minutos. Muélelos en la licuadora junto con el agua en que se remojaron y cuélalos. Agrega sal, orégano y cebolla.

5. Sirve el tatemado con la salsa picante y acompaña con arroz rojo y frijoles refritos.

Tal Vez Te Guste