Tiempo Total
1 H 20 Min
Tiempo Activo
50 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
10

Las pechugas se doran, luego se bañan en una salsa de chiles ancho y morita y se hornean entre hojas santa hasta que quedan bien suaves. ¡Se derriten en tu boca!

Cómo hacerlo

1. Engrasa un molde refractario con la mantequilla.

2. Lava las hojas santas, retírales el tallo duro y acomódalas en el fondo de un molde refractario.

3. Parte las pechugas por mitad y fríelas ligeramente en una sartén con mantequilla hasta que veas que cambian de color.

4. Hierve los chiles en una olla con ½ taza de agua hasta que suavicen. Luego muélelos en la licuadora con el agua de su cocimiento.

5. Coloca las pechugas doradas sobre las hojas santas, acomoda encima las rebanadas de cebolla y baña con la salsa de chiles. Añade la crema, sal y pimienta, al gusto. Cubre con las 4 hojas santas restantes.

6. Tapa el refractario con papel aluminio y hornea, en horno precalentado, a 170° centígrados, durante 50 minutos o hasta que las pechugas estén suaves y la salsa espesa.

Tal Vez Te Guste