Tiempo Total
40 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
6

La torta rellena de camarones se ahoga en un caldillo de camarón, luego se baña con una salsa picante de chile de árbol y se sirve con cebolla morada desflemada y rebanadas de aguacate.

Cómo hacerlo

1. Hierve 1 1/2 litro de agua con la cebolla partida y los 2 dientes de ajo. Cuando esté en ebullición, agrega los cubitos de consomé de camarón y espera a que se disuelvan.

2. Añade los camarones y cocina durante 3 minutos. Retira los camarones de la olla y reserva el caldo.

3. Pela los camarones y reserva las cáscaras y la cabeza. Retira los ojos de estas últimas y muélelas en la licuadora junto con las cáscaras y un el caldo en que se cocieron los camarones. Cuela la mezcla y vierte dentro de una cacerola. Cocina a fuego lento y deja que hierva durante 1 minuto. Reserva mientras preparas la salsa picante.

4. Para preparar la salsa, tuesta el ajonjolí en un comal caliente o sartén antiadherente. Aparte, cuece los chiles en una olla con agua y muélelos en la licuadora con ½ taza de agua, 1/2 taza de vinagre, 1 diente de ajo y el ajonjolí tostado. Sazona con sal al gusto.

5. Para armar la torta, abre los birotes de un lado, retira un poco del migajón y rellénalos con camarones. Ahoga la torta en la salsa de camarón y agrega salsa picante al gusto encima. Sirve con la cebolla desflemada, rebanadas de aguacate y limón.

Tal Vez Te Guste