Tiempo Total
1 H
Tiempo Activo
30 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
8

Una lasaña exquisita para los amantes del salmón. La mezcla de salsa bechamel y espinaca le da un toque delicioso. Buenísima como un plato fuerte para consentir a las visitas, de hecho varios amigos nos han pedido la receta así es que ahí va.

Cómo hacerlo

1. Desmenuza el salmón y sazónalo con el eneldo, sal, pimienta y ajo en polvo. Déjalo marinar durante por lo menos 30 minutos.

2. Mientras, cuece la pasta en una olla con agua hirviendo, aceite de oliva y sal. Remueve regularmente para evitar que se pegue y asegúrate de que quede “al dente” (cocida, pero firme). Saca una por una las hojas de pasta y extiéndelas sobre una toalla de cocina limpia. Si es necesario coloca encima otra toalla limpia y repite el procedimiento. Reserva.

3. Cuece las espinacas en una olla con agua hirviendo durante 4 minutos, escúrrelas y cólocala en un plato para su uso posterior.

4. Para preparar la Salsa bechamel, derrite la mantequilla en una cacerola a fuego moderado, agrega la harina y cocina, sin dejar de mover, hasta que se haya dorado ligeramente. Agrega la leche y sigue moviendo para que no se formen grumos. Cuando empiece a hervir, agrega la mayor parte del queso parmesano (reserva un poco para gratinar la lasaña), sal y pimienta. Rectifica la sazón y sigue cocinando y moviendo hasta que todos los ingredientes se hayan integrado. Incorpora las espinacas y apaga.

5. Precalienta el horno a 180° centígrados y engrasa con mantequilla un refractario de vidrio.

6. Cubre el fondo del refractario engrasado con una capa de salsa de tomate casera, seguida de una capa de lasaña. Agrega sobre la lasaña una capa de salsa bechamel con espinacas y coloca encima una capa de salmón. Repite el procedimiento hasta terminar con una última capa de pasta cubierta con salsa de tomate y el queso parmesano reservado.

7. Hornea de 25 a 30 minutos o hasta que el salmón se haya cocido y el queso gratinado. Deja enfriar un poco antes de servir.

Tal Vez Te Guste