Tiempo Total
35 Min
Tiempo Activo
20 Min
Tiempo Prep
15 Min
Porciones
6

Una receta básica de pastel con solo cuatro ingredientes y ningún sabor especial. Si lo deseas, agrega un poco de vainilla.

Cómo hacerlo

1. Precalienta el horno a 190 °C. Engrasa dos moldes chicos. Cierne la harina sobre un recipiente u hoja de papel encerado.

2. Bate la mantequilla con el azúcar hasta acremar. Agrega los huevos y sigue batiendo durante 10 minutos o hasta que la batidora empiece a dejar marcas.

3. Agrega la harina poco a poco, integrando con una cuchara de metal en movimientos en forma de “8”.

4. Divide la mezcla entre los dos moldes y empareja suavemente las superficies con una espátula.

5. Hornea durante 20 minutos o hasta que haya subido completamente y se sienta firme al tacto. Saca del molde y deja enfriar sobre una rejilla con la parte superior hacia arriba para evitar que se marque.

6. Unta mermelada o crema batida sobre un pastel y coloca el otro encima.

Tal Vez Te Guste