Tiempo Total
1 H 40 Min
Tiempo Activo
10 Min
Tiempo Prep
30 Min
Porciones
12

Tradicionales pretzels alemanes que puedes preparar en casa con ingredientes básicos que probablemente ya tienes. Son grandes y suaves y van cubiertos de sal en grano, sal de ajo o azúcar con canela, si los prefieres dulces.

Cómo hacerlo

1. Disuelve la levadura, el azúcar y la sal en un tazón grande con 375 ml de agua tibia. Incorpora el harina en forma envolvente hasta que se forma la masa. Amasa en un a superficie enharinada hasta que quede suave y elástica, aproximadamente 8 minutos.

2. Coloca la masa en un tazón engrasado y pasa por las orillas del mismo de forma que se cubra de grasa en forma uniforme. Cubre el tazón y deja la masa se eleve durante 1 hora.

3. Mezcla 500 ml de agua tibia y bicarbonato de sodio en un molde cuadrado.

4. Una vez que la masa ha terminado de elevarse, corta en 12 pedazos. Forma rollos de 30 cm de largo y del grosor de un lápiz. Forma el pretzel y sumerge en la solución de bicarbonato.

5. Coloca sobre charolas para hornear cubiertas con papel encerado. Permite que se eleven de nuevo entre 15 y 20 minutos.

6. Hornea a 230°C de 8 a 10 minutos o hasta que tomen un color dorado. Barniza con mantequilla derretida y espolvorea con sal de grano, sal de ajo o azúcar con canela.

Tal Vez Te Guste